Proceso

Se trata de la esencia, de eso que no es tan evidente pero que a través de tus acciones haces visible, se trata de lo que vas entendiendo a tu ritmo y en base a tus experiencias, se trata de ti…

Se trata de lo que necesitas y de como lo resuelves, se trata de tu constante búsqueda y de aquello que encuentras, se trata de lo que te hace feliz.

Se trata de lo que ocupa tu mente, de lo que guardas en tu corazón y de lo hace mover tu cuerpo, se trata de la energía que te acompaña…

Se trata de lo que da sabor a tus días y de lo que te hace reinventarte, se trata de la poesía y más aún de como la interpretas, se trata de ti.

Se trata de tus prioridades y de tus asuntos mas básicos, se trata de lo que te une y de lo que te separa de otros, se trata del análisis y de la síntesis, se trata de tu propio proceso…

Historia de amor

Me dijiste: ¿nos conocemos? Y te respondí: no, no te conozco. Seguí adelante y tu me perseguiste como quien está seguro de que a primera vista ha sido atinada la invisible flecha del amor que va uniendo de dos en dos los corazones.

Buscaste todas las maneras posibles para acercarte a mí, hasta que te sentaste a mi lado y empezamos a hablar, tu intentabas hacerme reír, yo intentaba disimular la explosión de sensaciones que me recorrían el cuerpo, ambos intentábamos adentrarnos cada vez mas en eso que llaman amor.

No me habían mirado de la forma en que tu lo hiciste, tampoco yo había compartido con alguien la profundidad de los deseos que me encienden la mirada, hasta ese momento no me había pasado algo similar, el destino se encargó de colocarte ante mí y fuiste tu la primera letra en mi abcdario del amor, el primer impacto sentimental en mi corazón, el inicio de una nueva etapa.

Algo de música había en el ambiente, tu rostro cerca del mío contraste perfecto, como perfecto fue ese día. algo Me invitaste a jugar a mirarnos sin parpadear y quien parpadeara primero resultaría perdedor, no aguantabamos las risas y nos duró poco el juego, te acercaste poco a poco pero con decisión, sin dejarme otra opción…

Me besaste con ternura, en sintonía con mi inocencia, inocencia que en ese entonces era evidente. El mejor de los besos, el mas bonito, el inolvidable…

Te besé con amor, correspondiendote como me iban indicando mis latidos, con ganas de que ese beso jamás tuviera fin, con la ilusión de que fueras el amor de mi vida por siempre.

Si de algo estoy segura es que nuestra historia es única, irrepetible, genuina y mágica. Si de algo estoy segura es que eres un hombre maravilloso, si de algo estoy segura es que con tinta divina se escribió nuestra historia, y si hay algo que pueda yo agregar a la historia mas bonita del planeta es que tu y yo somos lo que somos porque nos amamos como nos amamos…

Historia de amor

Me dijiste: ¿nos conocemos? Y te respondí: no, no te conozco. Seguí adelante y tu me perseguiste como quien está seguro de que a primera vista ha sido atinada la invisible flecha del amor que va uniendo de dos en dos los corazones.

Buscaste todas las maneras posibles para acercarte a mí, hasta que te sentaste a mi lado y empezamos a hablar, tu intentabas hacerme reír, yo intentaba disimular la explosión de sensaciones que me recorrían el cuerpo, ambos intentábamos adentrarnos cada vez mas en eso que llaman amor.

No me habían mirado de la forma en que tu lo hiciste, tampoco yo había compartido con alguien la profundidad de los deseos que me encienden la mirada, hasta ese momento no me había pasado algo similar, el destino se encargó de colocarte ante mí y fuiste tu la primera letra en mi abcdario del amor, el primer impacto sentimental en mi corazón, el inicio de una nueva etapa.

Algo de música había en el ambiente, tu rostro cerca del mío contraste perfecto, como perfecto fue ese día. algo Me invitaste a jugar a mirarnos sin parpadear y quien parpadeara primero resultaría perdedor, no aguantabamos las risas y nos duró poco el juego, te acercaste poco a poco pero con decisión, sin dejarme otra opción…

Me besaste con ternura, en sintonía con mi inocencia, inocencia que en ese entonces era evidente. El mejor de los besos, el mas bonito, el inolvidable…

Te besé con amor, correspondiendote como me iban indicando mis latidos, con ganas de que ese beso jamás tuviera fin, con la ilusión de que fueras el amor de mi vida por siempre.

Si de algo estoy segura es que nuestra historia es única, irrepetible, genuina y mágica. Si de algo estoy segura es que eres un hombre maravilloso, si de algo estoy segura es que con tinta divina se escribió nuestra historia, y si hay algo que pueda yo agregar a la historia mas bonita del planeta es que tu y yo somos lo que somos porque nos amamos como nos amamos…

Quiero decirte…

Empezaré por decirte que te extraño, que ocupas mi pensamiento la mayor parte del dia y de manera muy especial te adueñas de mis noches solitarias.

Quiero decirte que si no te busco no es por que no te quiero ¡Al contrario! Te quiero tanto que tu distancia me duele, me entristece, me acobarda. Está bien, reconozco que hay situaciones en las que no suelo ser valiente, eso de dar el primer paso para romper el silencio me pone nerviosa, me frena y es una asignatura en la que no me destaco con holgura.

Quiero que sepas que a veces vuelo en medio del delirio, sintiendo que con solo imaginarte cualquier ruido se deja oír, a veces suena el techo y otras veces alguna pared pero es impresionante como la intensidad de un sentimiento provoca cosas tan increíbles ¿Y cómo no? Si tu eres increíble, mágico, divinamente humano.

Quiero decirte que tu voz, el movimiento indescifrable que haces con tus ojos, tu boca, el roce de tus manos y hasta tu forma de caminar son parte de mis 100 cosas favoritas en el mundo, son como una colección de maravillas.

Quiero tenerte cerca, sentir la intensidad de tus abrazos, respirar tu olor, disfrutar tus nervios que se parecen mucho a los míos. Cuando tu y yo estamos juntos parecemos adolescentes recién descubriendo el amor.

Quiero decirte que desde lejos suspiro el dulce calor que se desprende de ti, sueño despierta y tiemblo de sólo pensar que en cualquier momento podemos coincidir, los kilómetros no pueden impedir que nuestro amor continúe su curso, retomar lo que dejamos en pausa depende de los dos, darle Play a lo que sentimos es lo justo. Quiero que hablemos mirándonos a los ojos, que nos digamos lo que nos tengamos que decir, estoy dispuesta a escucharte pero también quiero que sepas que lo que no pueda decirte con palabras estoy dispuesta a expresartelo con besos, besos que resuman lo que siento por ti…

Cuando pienso en ti…

Si hay algo que aún no logro entender es lo que me sucede cuando pienso en ti, es como si todo desapareciera para que hagas acto de presencia en mis pensamientos. Le robas el tiempo y el espacio a otras personas, a otros momentos, a algún recuerdo flotante y así te haces dueño de las imágenes que vienen y van al son que les tocas.

Confundes mis fantasías con mi realidad, mezclas mis emociones y me desenfocas. Enredas y desenredas, causas paz y guerra simultáneamente cuando pienso en ti.

Me vuelvo solitaria, apartandome de la gente porque mi corazón anhela estar contigo y con nadie mas. Me pierdo en eso que me hace sentir el zigzag de tu mirada cuando no disimulas tu inquietud, los gestos de tu boca, tus manías y todo lo que tenga que ver contigo. Cuando no te tengo cerca solo pienso en ti…

Agradece y Aprende

Aprende de las respuestas que no esperas, de ese NO que estuvo varios días dando vueltas en tu cabeza e incluso de las omisiones de otros hacia a ti, a esos que le han cerrado las puertas a tus proyectos y a los que han ignorado tus propuestas ¡Agradéceles! Porque ellos ni siquiera saben que desde el momento aquel en el que pisotearon tus buenas intenciones se convirtieron en tus maestros.

Aprende de quienes han sonreído mientras rechazan tus propuestas, también aprende de los que ni siquiera contestan tus mensajes y ¡Agradéceles! Porque ellos no sospechan que cada experiencia te está fortaleciendo. Aprende de los que cobardemente conspiran para que no te brinden las oportunidades que tanto anhelas ¡Agradéceles! Porque tal vez nunca imaginaste que a alguien le importaba tanto lo que haces o dejas de hacer.

Aprende de las lágrimas que recorren tu rostro cuando te niegan eso que tanto buscas. Agradécele a esos momentos no tan buenos que te están haciendo crecer.

Aprende de esos sentimientos revueltos que surgen cuando las cosas no están saliendo bien. Aprende de las dudas, de la injusticia y de los ataques que otros promueven para desprestigiarte y agradece porque la verdad siempre sale a la luz y te concederá la victoria.

Aprende de las personas y de las situaciones que no te resultan tan agradables y agradece porque lo adverso genera los combates que forjan a los grandes guerreros. Aprende de lo que consideras negativo para que no seas similar, eso hará que mejores tu estrategia al momento de aportar todo lo positivo que tienes para dar, agradece las trabas que se te presentan porque son parte de tu experiencia. Aprende que si tu proyecto es bueno en cualquier parte del mundo puede brillar, agradece a quienes te cierran las puertas porque si perseveras en lo que quieres hay muchas posibilidades de que tu triunfo sea mas grande de lo que alguna vez imaginaste.

Agradece a los que se empeñan en impedir que cumplas tus sueños porque te impulsan a cumplirlos de forma mas ¡épica! ¡Impactante! ¡Contundente! Y aprende como el buen alumno aprende de sus libros… ¡Hazte fuerte en tus fortalezas! Si alguna vez quisiste presentarte en un pequeño teatro de algún desconocido pueblo y no lo lograste no te reduzcas a ese lugar ¡Tal vez no era para ti! Pero enfocate en desarrollar tu potencial para que cuando te presentes en Broadway comprendas que desde siempre estuviste destinado a logros muchos mas grandes de los que veías posibles.

Siempre hay varias opciones, ciudades hay muchas, empresas abundan y no tienes por qué limitarte a lo evidente. Para algunos su éxito radica en lo obvio, en lo cercano ¡En lo fácil! Para otros el éxito se encuentra en lo auténtico, en lo poco probable ¡En lo difícil!. Aprende a distinguir lo que es para ti y lo que no, afina el detector interno que te indica lo que te conviene y lo que no te conviene, asume la responsabilidad de hacer lo que haces de la mejor manera que puedas y ¡Triunfa!

Eres

Eres eso que se deja ver en tu mirada y eso que te guardas tan celosamente para ti. Eres los libros que han moldeado esa forma de hablar que te caracteriza, eres la música con la que acompañas tus estados de ánimo, eres tus películas favoritas e incluso aquellas que no te han gustado tanto.

Eres el rostro de la felicidad y la fotografía de alguna tristeza que a veces te acompaña, eres la publicidad de lo que con gusto exhibes y la privacidad de lo que por derecho propio te reservas. Eres lo que conforma tu universo personal incluyendo satélites y estrellas, eres la energía que alinea los planetas coloridos que te conforman.

Eres el conocimiento que te hace entender los temas que te apasionan y eres la ignorancia que nubla todo aquello que no sabes, eres el arte que cultivas con belleza y el no arte que te hace reconsiderar tu perspectiva sobre un caso particular.

Eres la defensa ferrea de tus verdades y la cárcel sin paredes donde pretendes encerrar tus incontables mentiras, eres la justicia que con sensatez aplicas y la injusticia que promueves con tu insensatez.

Eres tus letras y tus números, tu bondad y tu maldad, tu rareza y tu destreza, tu inquietud y tu serenidad. Eres tu incertidumbre y tu certeza, eres tu guerra y tu paz, eres lo que tomas y lo que dejas, eres lo que recibes y lo que das.

Eres lo que piensas y lo que sientes, eres lo invisiblemente perfecto y lo humanamente imperfecto, eres tus gustos y disgustos, eres tu abundancia y tus carencias, eres tu todo y tu nada, eres tu ruido y tu silencio, eres tus teorías y tus prácticas, eres lo que aprendes y lo que enseñas.

Eres lo que eres, eres la razón y la emoción, eres tus encuentros y tus desencuentros, eres tu esencia y tu voz. Eres una original versión, eres todo lo que te conforma, eres lo que hace brillar tu luz y lo que a otros transmites con amor.